Discurso Carlota de Dios en los Premios EVAP 2018

Fotografia de Carlota de Dios recogiendo el Premio Asociada EVAP 2018
Discurso Carlota de Dios en los Premios EVAP 2018
Fotografía de la entrega del Premio Asociada EVAP 2018. De izquierda a derecha, Pepa Torres, Enriquetta Bellini, nuestra premiada Carlota de Dios, y Eva Blasco
 
El pasado jueves 25 de octubre de 2018, tuvimos el gran placer de premiar a nuestra asociada Carlota de Dios por su extensa y polivalente trayectoria profesional. Le entregaron la Joya y la Placa nuestra asociada y premiada Enriquetta Bellini, Pepa Torres de WalkerPack, asociada y patrocinadora, y nuestra presidenta, Eva Blasco.
 
Desde ese día, son muchas las personas que nos han pedido el discurso que hizo Carlota de Dios y por ello, hoy hemos querido difundirlo en nuestras redes sociales y blog.

 

Así que sin más, os dejamos el discurso de nuestra amiga, asociada y premiada con el Premio Asociada EVAP 2018, Carlota de Dios.

 

Buenas tardes, noches a todas las personas que hoy compartimos este tiempo aquí y ahora.
 
Mis primeras palabras son las mismas que pronuncié al conocer que era la asociada premiada de este año: GRACIAS.
 
Me siento agradecida de pertenecer a esta Asociación y vivo como un orgullo estar entre las mujeres que recibieron este premio:
 
Representan nuestros valores: Diversidad, Integridad y Profesionalidad.
 
Si algo caracteriza el comportamiento de las “mujeres evap” es su generosidad y compromiso. Todo en esta Asociación se hace desde el voluntariado. Todas tenemos claro que aquí se viene a dar desde la responsabilidad personal con un compromiso colectivo y compartido. Tenemos claro que sin siembra no hay cosecha y que a cada una le toca una tarea y todas son igualmente importantes.
 
Siento que lo que hoy se premia, no es una carrera sino un camino. He necesitado cometer muchos errores, renunciar a cosas, y no cejar en la búsqueda de soluciones, a veces , aparentemente IMPOSIBLES. En esa búsqueda el estudio, la reflexión, y el cambio personal han sido para mí importantes.
 
Me siento orgullosa de ser mujer y consciente de la responsabilidad que tenemos como mujeres, por nuestro poder de movilizar el cambio de nuestros entornos próximos. Sé que eso solo puede hacerse desde el conocimiento interior y personal, desde la libertad, y desde el Amor. Solo desde el CONOCIMIENTO de uno mismo y la asunción responsable desde la LIBERTAD es posible la realización personal y la coexistencia, la justicia, la felicidad y la salud.
 
La vida de las mujeres desde hace siglos está condicionada por unos arquetipos del inconsciente colectivo y unos estereotipos culturales que conviene conocer. La mitología griega y sus relatos nos enseñan y ayudan a entender muchas cosas. Los griegos en su mitología hicieron que la mujer fuese tragada por el hombre y desde el interior le inspirase para tener el poder con su inteligencia y estrategia: Zeus se tragó a METIS.
 
Y desde entonces, hace más de 2000 años, los arquetipos femeninos eran de dos tipos: las diosas vírgenes que no necesitaban a los hombres para sentirse completas pero que de un modo u otro les servían. Y las diosas vulnerables que eran víctimas de ellos.
 
Hoy Zeus está a punto de VOMITAR a Metis y una sabiduría femenina hará posible el cambio que este mundo necesita.
 
Hoy la mujer hasta cuando no lo cree, es utilizada por un paradigma de PODER masculino. Las mujeres unidas vamos a ser las protagonistas de lo nuevo que está gestándose.
 
Un nuevo feminismo, consciente y consecuente, más espiritual e integrador empieza a alumbrar un nuevo modelo holístico, más humano y respetuoso con la MADRE tierra, que sigue siendo vulnerada, saqueada y arrasada como la mujer en el curso de la historia.
 
Estamos comprometidas en impulsar el cambio de todo aquello que nos hace sufrir: discriminación, desigualdad, acoso, violencia, injusticia, marginación, exclusión, ……..
 
Nosotras las mujeres, mejor que nadie, hemos de ser artífices activas en la eliminación se esas lacras, porque en mayor o menor medida las hemos sufrido en nuestra carne.
 
Estamos en un camino no transitado antes y necesitamos guías de otro tipo de liderazgo: un liderazgo femenino. Un liderazgo que no es solo propio de mujeres, que apuesta por lo pequeño y lo próximo, lo sencillo, lo auténtico, los valores y principios que liberan a la persona y no la esclaviza.
 
A mis 58 años, solo me planteo cual es el siguiente paso que debo dar en mi propósito vital. No me interesan cosas que en otro tiempo lo hicieron. Más que nunca me importa lo intangible, lo que no puede medirse, ni a veces tocarse, ni explicarse.
 
Me interesa lo que no sé, y aquello en lo que puedo ayudar. Me interesa recuperar e inspirar la alegría y la esperanza.
 
Hoy sabemos científicamente que CREER hace que las cosas sucedan.
 
Hoy sabemos que el observador modifica la realidad observada.
 
Tenemos enemigos con los que luchar, se llaman  MIEDO, DESILUSIÓN, Falta de FE y confianza en uno mismo y en el de al lado.
 
Sé, cómo sabemos las mujeres de evap, que nosotras unidas podemos conseguir metas que parecen imposibles.
 
Y sé que hoy,  es el primer día del resto de nuestra vida y todo lo anterior,  todo lo conseguido, lo que nos permite dar el siguiente paso.
 
Y sé,  que lo daremos JUNTAS.
Carlota de Dios

 

Compartir: