Patricia Campos, Premio Diversidad EVAP 2018

Fotografía de Patricia Campos
Patricia Campos, Premio Diversidad EVAP 2018

Patricia Campos ha sido la primera mujer en convertirse piloto de reactor de la Armada. Un camino que como ella bien dice: ‘No fue un camino fácil’.

¿Quién es?

Nacida en Castellón en 1977, pasó su infancia en Onda. Sus sueños eran dedicarse profesionalmente al fútbol y a volar.
 
Por ello, tras graduarse en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Valencia decidió perseguir uno de sus grandes sueños y prepararse las oposiciones para acceder a las Fuerzas Armadas. Tras mucho trabajo y lidiar con diversas dificultades, Patricia Campos se convirtió en la primera mujer piloto de reactor de la Armada.
 
Pero aún le faltaba cumplir otro de sus grandes sueños de la infancia: dedicarse profesionalmente al mundo del fútbol. Por ello y bajo esa premisa, se fue a Estados Unidos para convertirse en entrenadora de fútbol.
 
Pero su faceta social le llevo un día a coger sus botas de fútbol y el balón y dirigirse a Uganda a ayudar a niños y mujeres enfermos de SIDA. Su intención: ayudarles y hacerles una vida un poco mejor a través de su gran pasión.
 
Y como dice ella, ‘esta aventura le cambio su vida’. Aprendió a vivir sin nada y a compartirlo todo. Le enseño a abrir aun más los ojos antes las injusticias sociales y a luchar activamente para paliarlas. 
 
Actualmente, Patricia Campos vive en Hawaii donde entrena a un equipo femenino de fútbol y colabora con diversas causas sociales.
 
Por todo ello este año ha sido reconocida con el Premio Diversidad 2018 de nuestros premios, los Premios EVAP. Y con él ya suman 17 reconocimientos a su labor y carrera. Entre éstos reconocimientos se encuentran el Premio Valencianistes Per la Solidaritat concedido en 2017 a la Mujer Deportista y Solidaria,  la Alta Distinción de la Generalitat concedido en 2016 y el Premio Nacional Isabel Ferrer concedido en 2012, entre otros.
 
Y desde aquí solo nos queda esperar al 25 de octubre, día en el que tendrán lugar los Premios EVAP y en los que podremos escucharla en primera persona. 

¡Felicidades Patricia!

Compartir: