Alimentación y Covid19: mitos y realidades

Alimentación y Covid19: mitos y realidades
13/07/2020
 
 
Dentro del ciclo de viernes formativos de la EVAP, hemos conectado con la oficina de Sanitas en Valencia para realizar un taller online sobre la alimentación y su relación con el Covid19. Durante los últimos meses muchos hemos cambiado nuestros hábitos alimenticios, algo que ha podido afectar en cierto modo a nuestra salud. Es un tema que está a la orden del día en los medios de comunicación y en las conversaciones cotidianas, por eso, hemos aprovechado para organizar un taller dinámico con el que resolver dudas y diferenciar entre falsos mitos y realidades.
 
A lo largo del taller, la nutricionista de Sanitas ha explicado que durante el confinamiento una parte importante de la población ha aumentado de peso debido al incremento en la ingesta de alimentos y a la dificultad para realizar ejercicio físico. Paralelamente a esta situación, los estudios científicos disponibles han comprobado que la obesidad afecta negativamente a la progresión de los enfermos de Covid19, sobre todo, debido al estado crónico de inflamación y a la dificultad en la ventilación. Complicaciones que vienen a sumarse a la larga lista de problemas de salud ya conocidos con los que está relacionada la obesidad.
 
Por eso, es tan importante mantener hábitos saludables que permitan evitar la ganancia de peso o colaborar en su disminución en personas con sobrepeso. No se trata de seguir una dieta en concreto, sino más bien de aprender a comer, sabiendo distribuir adecuadamente la proporción adecuada de los diferentes grupos de alimentos necesaria para mantener un equilibrio.
 
Desde el punto de vista laboral, hay que tener en cuenta que una nutrición adecuada puede aumentar la productividad hasta un 20%, según indica la OMS, que además señala la nutrición como el factor de incidencia más modificable después del tabaco. En este sentido, no podemos olvidar, la sobrecarga de tareas y responsabilidades a la que están sometidos las mujeres trabajadoras, muchas de ellas en puestos de responsabilidad, a las que ha estado dirigido el taller. Entre las pautas que se han comentado, la nutricionista de Sanitas ha incidido en que para poder tener un desempeño óptimo es imprescindible una buena organización. Por eso el taller ha incluido una serie de recetas saludables y rápidas, con las que evitar caer en la tentación de alimentarse con productos de baja calidad por falta de tiempo.
 
 
 
Además, durante el taller se ha explicado que todos estos consejos puntuales sobre nutrición pueden complementarse con programas más completos, pensados para fomentar hábitos saludables de manera constante con los que obtener beneficios a medio plazo. Este es el caso de los Planes de Salud de Sanitas, especialmente pensados para el mundo de la empresa y centrados en el cuidado y prevención de enfermedades a través de la promoción de la salud de los empleados, tanto en el área de nutrición, como en lo relativo al bienestar físico y emocional.
 
Por último, se ha recordado que estamos ante una situación de incertidumbre acerca de lo que va a pasar en los próximos meses. No sabemos cómo y cuándo superaremos esta crisis sanitaria, si habrá rebrotes, medicación efectiva o vacuna a corto plazo. Por el momento, las medidas más efectivas con las que contamos para evitar la propagación del virus son el lavado de manos, el uso de las mascarillas el distanciamiento social. Unas medidas que nos han llevado a modificar nuestra forma de relacionarnos. La tecnología se ha demostrado fundamental en este distanciamiento social, también a nivel sanitario, donde las videoconsultas se han transformado en una herramienta muy útil.
 
En Sanitas contábamos ya con cuatro años de experiencia en el uso de las videoconsultas, algo que ahora con la emergencia sanitaria han agradecido los usuarios, pues desde el primer momento han podido acceder desde casa a los profesionales sanitarios sin necesidad de desplazamientos. Una fórmula fácil y segura de consultar con el médico especialista sin necesidad de establecer contacto con otros pacientes, con lo que disminuye el riesgo de contagio y se ahorra tiempo. De esta manera, las videoconsultas se han revelado como un aliado de primer orden, siempre a mano y accesible, cuando se trata de cuidar de la salud y promover hábitos de vida saludables.
 
 
 

Compartir: