Aprende a quererte desde las fortalezas

Aprende a quererte desde las fortalezas
21/12/2020
 
 
El viernes pasado tuvimos el taller que con tanto cariño había preparado para mis compañeras de EVAP.
 
Es un tema que me apasiona: Las Fortalezas. Esas piedras preciosas que cada una poseemos y que a veces no somos conscientes de lo que pueden representar en nuestras vidas y lo que podemos conseguir a través de ellas.
 
 
Comenzamos el taller dándonos una “pequeña ducha mental” para limpiar nuestros pensamientos negativos, nuestro estrés, todo aquello que nos impide ver con claridad. Lo hicimos a través de una pequeña práctica de mindfulness.
 
 
Después de conseguir estar todas en la misma o parecida sintonía entramos de lleno en el tema y que mejor que definiendo que son las Fortalezas: son esos rasgos positivos de personalidad que moldean nuestro buen carácter y contribuyen a disfrutar de una vida en plenitud. Para ello debemos apoyarnos en nuestro esfuerzo y nuestra voluntad.
 
 
Las fases del desarrollo para entrenar nuestras Fortalezas son:
 1.Identificarlas
 2.Explorarlas
 3.Aplicarlas
 
Las Fortalezas las podemos agrupar en 6 grandes grupos como podéis ver en el esquema que viene a continuación:
 
 
 
 
Una vez vistos los grupos estuvimos analizando cada uno de ellos viendo las diferentes fortalezas que hay en cada uno:
 
I.Sabiduría y conocimiento
   1.Curiosidad
   2.Amor por el conocimiento
   3.Juicio
   4.Ingenio
   5.Inteligencia social
   6.Perspectiva
 
II.Valor
   7.Valentía
   8.Perseverancia
   9.Integridad
 
III.Humanidad y amor
  10.Bondad
  11.Amor
 
IV.Justicia
  12.Civismo
  13.Imparcialidad
  14.Liderazgo
 
V.Templanza
  15.Autocontrol
  16.Prudencia
  17.Humildad
 
VI.Transcendencia
  18.Disfrute de la belleza
  19.Gratitud
  20.Esperanza
  21.Espiritualidad
  22.Perdón
  23.Sentido del humor
  24.Entusiasmo
 
Vistas las distintas Fortalezas hicimos un ejercicio en el cada una detectaba sus fortalezas y las compartía con el resto del grupo. Fue una experiencia muy interesante y gratificante.
 
Para poder desarrollar mejor nuestras fortalezas es conveniente crear un Plan de mejora que os pongo a continuación. Así de una forma sencilla conseguiremos ver y seguir el planteamiento que nos hemos trazado.
 
 
 
Al final del taller tuvimos una interesante experiencia de meditación a través de la degustación de un trozo de chocolate negro. La cual nos dejaba como mensaje que la vida es como un trozo de chocolate negro. Tiene matices amargos y matices dulces, todo depende de dónde pongamos el foco.
 
Muchas gracias a todas las asistentes porque con vuestras valiosas aportaciones, creamos un bonito espacio donde compartimos y sentimos experiencias.
Firmado: Maribel Muñoz Ruiz 
 
 

Compartir: