Auxiliadora Borja, decana del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia

Foto de Auxiliadora Borja
Auxiliadora Borja, decana del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia
Fotografía de Auxiliadora Borja, decana del ICAV
 
Licenciada en Derecho en 1982 por la Universidad de Valencia, Auxiliadora Borja lleva más de 30 años en el ejercicio de la abogacía. Experta en derecho laboral y Seguridad Social, es socia-administradora del bufete de abogados Borja Grau y Asociados SLP.
 
Además, Auxiliadora Borja es Diplomada por la Escuela Superior de Estudios Empresariales de la Universidad de Valencia, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales y Gestora Administrativa.
Su actividad profesional la compagina con una actividad intensa en movimientos asociativos. Desde el 2008 ha estado vinculada activamente en la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), primero como miembro, después como Secretaria y actualmente como Decana del Colegio. Durante su etapa como Secretaria, también fue Secretaria del Consejo de Colegios de Abogados de la Comunidad Valenciana.
 
Junto a ello, Auxiliadora es socia de EVAP -Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia-  desde 2012 reivindicando el papel de la mujer en órganos de decisión político-económicos.
 
 
¿Cómo te sentiste al ser nombrada Decana del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia y pasar a convertirte en la primera mujer en ser la decana de un Colegio Oficial en Valencia?
Muy contenta  sobre todo por la afluencia de compañeros y compañeras que han participado en estas elecciones que han sido muy superiores a la de años anteriores y a esto le sumo el haber ganado con una notable diferencia frente al resto de candidatos; todo ello me ha emocionado y me hace sentir una enorme responsabilidad para alcanzar las expectativas generadas.
 
Además, el hito es doble porque es la primera vez en España que un Colegio Oficial tiene decana y vicedecana. ¿Crees que esto significa que el techo de cristal se está rompiendo?
Si, por supuesto, todavía queda mucho por hacer pero la situación actual nada tiene que ver como cuando empecé a ejercer la abogacía en el año 1982, era un mundo dominado por los hombres y nosotras éramos muy pocas y sin posibilidad de estar en órganos de dirección.
 
Tu proyecto presenta grandes avances en el ICAV como la digitalización de las incidencias por una aplicación, burofaxes por ordenador, formación en Streaming y en abierto, videoconferencias desde el Colegio al centro penitenciario… Pero  entre todas estas medidas está la creación de un Comité de Igualdad. ¿Qué prácticas discriminatorias consideras que deben ser las primeras en atajarse?
Dentro de nuestra profesión debemos impulsar la revisión del código deontológico e incorporar perspectivas de género tipificando las conductas que supongan discriminación por razón de género. No se puede tolerar que un compañero te trate de “nena”, “cariñet”,  también se debe limitar las labores profesionales en momentos de pre o post maternidad.
Necesitamos visibilizar a la mujer a nivel institucional para efectuar promoción de las mismas en los despachos, elaborar planes de igualdad en el propio Colegio de la abogacía de Valencia así como en  los distintos despachos, implantar mayor formación en temas penales o de familia sobre violencia de género, en esta materia queda mucho por hacer.
 
Para concluir la entrevista, sin lugar a dudas el 2018 fue un año importante en tu trayectoria profesional ¿cuáles son los retos que te marcas para este 2019?
Materializar el programa presentado por mi candidatura al Decanato, dando cumplimiento del mismo. Y conseguir compatibilizar mis responsabilidades de Decana con mi trabajo en mi despacho, (que es el que me da de comer), y como la mayoría de las mujeres, compatibilizarlo con el tiempo que dedico a ser madre, abuela, y atender a mis mayores. 
 

Compartir: