Hacia un nuevo concepto de liderazgo

Hacia un nuevo concepto de liderazgo
 
El viernes 3 de abril tuve el honor de ser la ponente del primer taller online de los viernes formativos en la historia de EVAP.
 
 
Quise dar mucho protagonismo a la participación activa de cada una de las asistentes  a través de sus propios casos, de este modo logramos entre todas una conferencia muy práctica y  dinámica. El objetivo principal fue: enseñar a las asistentes a distinguir entre dos conceptos: liderazgo potenciador y liderazgo paternalista. “Las luces y las sombras de la líder”.
 
¿Para qué?                                                   
Para mostrar a la líderes que dentro de su potencial hay “luces y sombras”.
Para que cada líder eleve el nivel de conciencia de ella misma, que es la primera competencia de la inteligencia emocional. Al darse cuenta, amplía la visión de sí misma y automáticamente mejora como persona, mejora como líder. Para que las líderes descubran lo que significa estar conectadas a valores esenciales como “hacer el bien”, y a competencias como la empatía, la comprensión, la aceptación.
 
Para darnos cuenta que:
Tendemos a juzgarnos a nosotras mismas, y como no nos gustamos en nuestras debilidades, pretendemos tapar esa parte de ego, y por tanto no queremos profundizar sobre “la verdad”  y tendemos a quedarnos en la famosa actitud de lo políticamente correcto; o sea en la superficialidad.
Para distinguir si os conectáis a vuestros valores-capacidades, a lo mejor que tenéis, o por el contrario a vuestros antivalores-debilidades, a lo peor, y dedicar vuestra energía a hacer aquello que está en vuestras manos en el presente. Crear en el presente los cimientos del futuro. Y como dice el refrán “quien siembra tormentas, recoge tempestades”, yo me quedo con este otro refrán “El amor mueve montañas”.
Para que la líder se conecte a la calma, a la tranquilidad, a las nuevas oportunidades.
 
 
Es muy importante:
Aprender a ver lo que somos y a usar nuestro verdadero potencial en beneficio propio y del mundo. Cuando aprendemos a hacerlo así, el resultado es satisfacción personal y la cuenta de resultados también lo nota.
Elevar el nivel de conciencia sobre nosotras mismas y aprender a cuidarnos y aprender a cuidar a los más cercanos y al resto del Mundo.
 
 
Y hablando del mundo…
Parece que el planeta nos haya enviado una señal a todos los seres humanos que habitamos en él: “Queridos seres humanos, os llevo diciendo mucho tiempo que me cuesta respirar, que necesito respirar mejor, os envío un virus para que podáis comprobar que sin respirar no se puede vivir”. 
Esta situación, que para todas es “nueva” pone a prueba nuestro talante como líderes. Podemos conectarnos al miedo, a la angustia, al sufrimiento, o podemos conectarnos a las nuevas oportunidades.
 
 
No lo olvidéis; nosotras  SOMOS EMPRESARIAS- SOMOS EMPRENDEDORAS
Concluyo con unas sugerencias importantes a tener muy en cuenta para ir desarrollando un liderazgo potenciador:
Dentro de cada persona está lo mejor y lo peor. Hay que  tomar conciencia de ello para poder dar lo mejor y recibir lo mejor de los demás. Si nos ocupamos de descubrir qué somos y cómo somos estaremos fortaleciendo la confianza en nosotras mismas y desarrollaremos nuestro potencial,  estando  en mejores condiciones para ser LAS LIDERES POTENCIADORAS. Creemos en que cada ser humano tome consciencia de sí mismo y se responsabilice de su vida y su puesto, usando sus talentos.
 
 
Liderazgo potenciador:
La líder potenciadora es aquella que es capaz de inspirar y guiar equipos.
Es firme, cree en si misma, y se relaciona desde el afecto.
La líder ha de velar por favorecer un clima organizacional donde cada persona esté conectada al desempeño de su papel. Con  ganas,  ilusión,  alegría y afecto.
La líder  tiene un proyecto de futuro y consistente en el presente, tiene claro lo que quiere y es capaz de rodearse de las personas con capacidad para poder transformar en realidad su visión, su proyecto.
Confía y pone en valor a cada una de las personas que forman parte de su proyecto.
Sabe generar riqueza y es generosa con los demás.
Es humilde, pide ayuda cuando algo está fuera de su capacidad.
Crea y posibilita un clima de desarrollo permanente, son estructuras organizacionales dinámicas, vivas, con proyección de futuro.
Concreta objetivos mensuales, trimestrales, anuales, y usa mecanismos concretos de reportar información de organización y resultado, de forma diaria, semanal, etc.
 
Liderazgo paternalista
Si el individuo no está feliz o satisfecho,  se trabaja  en el desorden, las personas no están conectadas al puesto, se pasan el día criticando a la espalda y trabajan sólo por dinero, la líder trabaja por y para los demás. La baja autoestima,  la desgana, hacer “la pelota” son la moneda de intercambio.
 Se crean en las organizaciones  situaciones de mucha confusión llegando al conflicto y cuando el conflicto se repite se transforma en  sufrimiento, y como consecuencia de estos estados emocionales se puede transformar en  pérdidas en las cuentas de resultados.
 
 
Conductas de la  líder paternalista:
Hace por las personas lo que les corresponde hacer a ellos mismos, hace las tareas del equipo, va detrás diciendo lo que tienen que hacer, insiste, se enfada, se desgasta, se queja, le sabe mal, no es clara, etc…..
Exceso de control, está pendiente (del como) de los detalles o exceso de dar por hecho que las funciones y objetivos de cada uno se están llevando a cabo (falta de seguimiento).
Lideran orientadas , a la tarea, trabajo, trabajo, trabajo, más, más.
No delega, piensa que tarda mas en explicarlo que en hacerlo.
Esta líder se cree todopoderosa, ejerciendo abuso de poder.
Está insatisfecha y tiene la sensación que le falta tiempo.
Se rodea de un equipo, aparentemente dé” personas  obedientes” que hacen lo que se les pide, y si no se les pide nada, no hacen nada, están a la espera de lo que la jefa les mande.
Sigue manteniendo a personas en las empresas donde la relación se ha desgastado, se sabe que no son rentables, trabajan sólo a cambio de dinero, su motivación es la venganza inconsciente. Tiene individuos enfadados, equipos improductivos.       
 
                                                                                           
Un abrazo virtual a todas.
 
 
 
 

Compartir: