La eficiencia requerida en una sociedad de recursos limitados

La eficiencia requerida en una sociedad de recursos limitados
 
 
En este entorno tan ficticio y real, tan apropiado para las plataformas de comunicación como ejemplo de los nuevos modelos de negocio que van a surgir.
 
 
El pasado Jueves 9 de abril tuve la oportunidad de ser la ponente del segundo taller online de los #ViernesFormativosEVAP. El principal objetivo del taller era dar a conocer a las participantes cómo la internacionalización, que en la crisis del 2008 salvó a muchas empresas españolas de caer en una mayor recesión, seguirá teniendo un papel importante en la economía de las empresas. Aunque, eso sí, va a tener que reinventarse ya que esta crisis es diferente, profunda y, sobre todo, disruptiva. Cuando salgamos de esta situación de confinamiento en el que nos encontramos, el mundo será distinto. Los negocios cambiarán y la forma de consumir también. Hemos aprendido a diferenciar lo imprescindible de lo prescindible.
 
Seguramente tardaremos en frecuentar los lugares concurridos, conciertos, restaurantes, bajará la frecuencia de los vuelos internacionales y entraremos de lleno en un nuevo paradigma económico del que tanto hemos oído hablar estos últimos años. Porque si algo ha quedado claro es que no podemos seguir dependiendo de países tan lejanos como China e India. Dependencia y lejanía han resultado fatales durante esta pandemia. Pero, si no queremos depender, ¿cómo reducimos los riesgos relacionados con la escasez de recursos?
 
Es en esta nueva realidad donde surge la Economía Circular, una tendencia imparable que va más allá de la sostenibilidad, pues no se trata de volver al “Pleistoceno”, ni nosotras ni nuestros hijos, sino de vivir y crecer de forma diferente. Tenemos que deseñar nuestros productos y servicios de otra manera para que puedan ser fácilmente desmontables, introduciendo criterios sociales y medioambientales. Y durante este tránsito, desde la Economía Lineal a la Economía Circular van a ir emergiendo grandes oportunidades para el crecimiento económico, para los consumidores y para las empresas, con el desarrollo de nuevos modelos de negocio cuyo denominador común será ser más eficientes con la integración de las tecnologías y, sin duda, más respetuosos con el medio ambiente.
 
En este nuevo paradigma de empresa un nuevo liderazgo será necesario y estará basado en la cooperación, la búsqueda de consenso, la comprensión, la colaboración, el interés del equipo y, en definitiva, cambiar el yo por el nosotras. Todas ellas características femeninas y que podríamos resumir con una sola palabra co-crear o, lo que es lo mismo, convertir la conversación en un proceso de creación conjunta.
 
Co-creando es como surgirán esos nuevos modelos de negocio que nos ayudarán a consumir de una manera diferente a como lo hacemos en la actualidad, porque nos permitirán compartir recursos, reutilizar los residuos convirtiéndolos en la materia prima tan necesaria para otros, de manera que al final del ciclo de vida de un producto no llegue nada al vertedero, que es de lo que en realidad se trata con la Economía Circular. Así, estaremos cuidando el medioambiente y al mismo tiempo abriendo nuevas oportunidades para la creación de empleo y también para mejorar la economía dejando de ser dependientes de países lejanos.
 
Es el momento de apostar por otra empresa: más eficiente y colaborativa. La sociedad y la empresa requieren de liderazgo femenino, con voz propia y bien formada sobre la Economía Circular que, junto con la Digitalización, es la base del cambio que nos va a llevar a otra época, donde la mujer debe tener un papel protagonista. El Comité de Economía Circular, recientemente creado, ya ha tenido varias reuniones en pleno confinamiento. Fruto de ello, hemos empezado a trabajar algunos sectores y nos hemos comprometido a trasladarlo a toda la organización a través del Blog de EVAP. Desde ya, os animo a participar y a hacernos llegar vuestras sugerencias pues, estoy convencida de que juntas conseguiremos que el cambio sea para mejor.
 
Mercedes Herranz Marco
Coordinadora del Comité de Economía Circular

 

Compartir: