Los secretos de una web vendedora. 7 lecciones de los grandes en internet.

Los secretos de una web vendedora. 7 lecciones de los grandes en internet.
22/06/2020
 
Hay muchas empresas que consideran su web como un simple espacio para estar representadas en el ciberespacio. Pero las mejores compañías convierten sus sitios en herramientas altamente efectivas para impulsar sus ventas. ¿Cómo lo hacen? Y ¿qué podemos aprender de ellas?
 
El pasado viernes formativo de Evap, que compartí con un atento grupo de emprendedoras, lo dediqué a mostrar esos elementos esenciales que hoy están utilizando las grandes compañías y que podemos aplicar a nuestras empresas para hacer más eficaz nuestra presencia online. Os los resumo:
 
1. Una web solo se convierte en una web vendedora si, de entrada, tiene el propósito de vender o de impulsar las ventas (en el caso de que el cierre requiera atención personal).
 
2. ¡Cambia de metáfora! Tu web no es un catálogo sino un agente comercial. Y, como tal, necesita dejarse ver, pasar tiempo con potenciales clientes, regalar muestras, volver a contactar con el posible comprador o recoger pedidos. Y jamás permitirá que un posible cliente se olvide de ti.
 
3. Y es que, una web vendedora es mucho más que una web: es un completo sistema comercial online perfectamente orquestado. Así que lo más importante es la estrategia que impulsará hacia un mismo lugar todos los elementos: publicidad on y offline, redes sociales, blogs, email marketing, etc.
 
 
 
 
4. Antes de diseñar tu web, organiza tus productos y servicios de modo que puedas ofrecer cada vez más valor a tus clientes. Y, al hacerlo, no te preguntes cuánto está dispuesto a pagar tu cliente sino cual es el resultado máximo que eres capaz de ofrecerle tú. Porque, si puedes ofrecer buenos resultados, el precio pasa a un segundo plano.
 
5. Conoce a tu cliente. No como un grupo demográfico, sino como un ser humano. Ponle rostro y nombre, asóciale una historia concreta y, sobre todo, trata de entender qué es lo que le preocupa. Solo así podrás ofrecerle ayuda y, claro, vender.
 
6. Diseña minuciosamente el recorrido que va a hacer esa persona desde que te conoce hasta que se convierte en apóstol de tu marca: dónde te va a encontrar, por qué punto de tu web va a entrar, qué le vas a ofrecer además de la información, cómo le vas a animar a interactuar contigo y cómo vas a mantener su atención hasta que se convierta en un cliente fiel. Recuerda que la publicidad, las redes sociales, el email marketing y todas las demás herramientas forman parte de la estrategia de tu web vendedora. Incluso tus acciones offline deben estar alineadas con ese plan.
 
7. Mide cada paso. Prueba diferentes soluciones y mídelas. Es el único modo de conseguir siempre los mejores resultados y de optimizar cada céntimo invertido en tu plataforma de venta online.
 
Después de ver cuánto podemos aprender de las grandes empresas que están desarrollando una potente acción comercial en internet, hubo tiempo para algunas preguntas y no pocos comentarios. Algunas participantes salieron de la sesión dispuestas a incorporar cambios en su web y seguras de que la acción comercial puede ser más sencilla si se apoya con este tipo de herramientas.
 
¿Quieres conocer más detalles de la sesión y ver la presentación que preparé para ese momento? Escríbeme a concha@nebulaspain.es y compartiré el documento contigo.
 
 
 
 
 
 
 

Compartir: